Víctima o Responsable…

Nos ha llamado mucho la atención un artículo publicado hoy  en la Revista Equipos & Talento donde se publican los resultados de un estudio global centrado en  la relación  entre las expectativas y los resultados reales en cuanto a la responsabilidad de los líderes.

El liderazgo responsable o ‘accountable’ es un requisito imprescindible a la hora de que una organización  pueda prosperar y permanecer ágil. Sin esa responsabilidad las personas que desempeñan puestos de liderazgo no están progresando de manera significativa, y por ende, no impulsan a sus organizaciones hacia el éxito”,  señala Vince Molinaro (Managing Director in Global Practices en Lee Hecht Harrison, división del Grupo Adecco )

La inversión actual en desarrollo de liderazgo no está creando líderes más fuertes. “La escasez de líderes de calidad es sin duda el mayor problema del talento actual, al que se enfrentan multitud de organizaciones de hoy en día”, concluye Molinaro.

Este estudio global destaca además el fracaso de las organizaciones a la hora de abordar esta problemática.

Peter Alcide, (presidente de Lee Hecht Harrison a nivel global), agrega: “al no tratar proactivamente el liderazgo débil, las organizaciones generarán más mediocridad, agravando la situación a largo plazo”. http://www.equiposytalento.com/talentstreet/noticias/2017/07/11/el-59-de-los-rrhh-espanyoles-afirma-tener-una-potente-cultura-de-liderazgo/1633/

Ciertamente el resultado de este estudio global y los comentarios de personas tan influyentes en estas áreas,  sorprende y no gratamente.

Entonces recuerdo que sólo podemos vivir la vida desde dos lugares: somos Víctimas o somos Responsables

Nuestra óptica sustentada mayormente en nuestra larga experiencia en el mundo de la empresa, nos remite, una vez más, a creer que algunas de las posibles causas para estas conclusiones desalentadoras esté a priori en un error en la selección del líder que lo conduce inevitablemente al lugar de víctima.

Más  tarde, la inadecuada gestión de la emociones  y creencias de la persona elegida;  una escasa alineación de los valores del equipo con los valores empresariales  y   el desconocimiento de mecanismos eficaces de comunicación (todos ellos aspectos entrenables)  dan por resultado un líder poco “responsable”.

 En Quantic Up trabajamos para formar personas y profesionales responsables con sus vidas, su crecimiento y desarrollo y con su misión de vida.

                                                                              Andrea De Leon Harretche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *