La tecla olvidada del mando

 

En diferentes multinacionales, sobre todo en el sector de la gran distribución, existe la figura del MANDO INTERMEDIO, estos señores y señoras son el nexo entre los cargos directivos y las grandes plantillas de empleados. Son muchas las estrategias acerca de la selección de los mismos y esto tiene que ver sin duda con las características funcionales de ese puesto. Independientemente del perfil más creativo o menos creativo que demande la empresa, el éxito de gestión de este puesto reside en el manejo adecuado de las personas y la capacidad de este mando en transmitir las líneas rectoras de la compañía y el alineamiento de las mismas con los VALORES de cada uno de los empleados bajo su supervisión. Solo de esta manera lograría que un equipo de personas se esfuerce por un objetivo común logrando los resultados esperados y a la vez estén motivados .Este es un método de doble éxito, ya que el empleado se ve reconocido por que los resultados que logra están íntimamente relacionados con los VALORES que constituyen el motor de sus acciones y la empresa logra mayor rentabilidad y un efecto cascada respecto de los logros cada vez más positivos, cada vez más creativos, cada vez más eficientes.
La reflexión a hacer es si realmente la carga monetaria del proceso de formación de un mando debe estar tan desplazada hacia los temas marketinianos, financieros, agobiándolos hasta el hartazgo con el control de los ratios y más ratios. Donde está la formación en VALORES?, conocemos lo que son como operan y cómo podemos usarlos para alinear equipos de trabajo? Está claro que si el resultado repetitivo en algunas empresas es lograr que los empleados crean fervientemente que la vida está fuera de las puertas de su empresa, somos unos verdaderos especialistas en la generación de walking deads.
Es evidente y archiescuchado que el mercado laboral esta cambiando, la política está cambiando y la constante en todos los procesos es EL CAMBIO
La herramienta de palanca de este cambio está más cerca de lo que nos imaginamos, es un equipo como no podía ser de otra forma, se hacen llamar LOS VALORES.

Para Quantic UP Gustavo Javier Santos
www.quanticup.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *